E.ON invierte 8,6 millones de euros en la construcción de la nueva subestación de Ludrio en Lugo

  • Permitirá mejorar la calidad del suministro eléctrico en la zona e integrar la energía de los parques eólicos en la red de distribución

E.ON ha dado comienzo a las obras de construcción de la nueva subestación de Ludrio, en Lugo. Los trabajos, cuya duración aproximada será de 14 meses, cuentan con una inversión de 8,6 millones de euros y para su realización se utilizará la última tecnología para este tipo de instalaciones.

Las obras de esta nueva infraestructura tienen como objetivo conectar la red de suministro de 132 kV a la red de 400 kV de Red Eléctrica de España. Gracias a ello, se mejorará la calidad y seguridad en el suministro eléctrico de la zona. Concretamente, algunos de los municipios que se beneficiarán de la nueva subestación son Lugo capital, Outeiro de Rei, Begonte, Castro de Rei, Rábade, A Fonsagrada, Pol o Baleira, entre otros. Además, gracias a esta nueva instalación será posible atender la demanda de la zona central de Lugo e integrar la energía procedente de parques eólicos en la red de distribución.

Esta importante inversión de 8,6 millones de euros se suma a las ya realizadas por E.ON a través Begasa, su filial de distribución en Lugo, con el objetivo de mejorar el suministro en la provincia. Solo durante el pasado año 2011, la compañía asignó un total de 25 millones de euros a la construcción de instalaciones de distribución y a la modernización de las ya existentes, lo que supuso un 26% más con respecto al ejercicio anterior. Esto permitió que E.ON fuera una de las compañías que más recursos destinó en los últimos cinco años a mejoras en las infraestructuras de la provincia, con un total de 100 millones de euros.

Estas importantes inversiones realizadas en los últimos años han llevado a que la compañía consiga recientemente un nuevo récord de calidad del suministro eléctrico. Así, durante los 10 primeros meses de 2012, el TIEPI (Unidad de Medida para la Calidad del Suministro Eléctrico) de la empresa en la provincia lucense ha sido de 0,83 horas, lo que supone una mejora del 24% con respecto al mismo periodo de 2011, cuando se situó en 1,09 horas.

Según el presidente de E.ON en España, Miguel Antoñanzas, “es crucial para nosotros seguir realizando inversiones que mejoren los niveles de calidad de suministro en nuestras zonas de distribución. Esta nueva subestación es una muestra más de este interés, que viene avalado por los datos históricos que venimos consiguiendo cada año y que se traducen en un mejor servicio y atención a nuestros clientes”.